martes, 2 de julio de 2013

Masajes Relajantes - Masajes con piedras




Masaje con piedras
Los masajes con piedras o terapia geotermal se inspiran, como muchos otros tipos de masajes, en algunas disciplinas orientales y en el concepto de energía vital y de los chakras o centros de energía que hay en nuestro cuerpo. Se trata de masajes en los que el terapeuta se ayuda de una serie de piedras calientes y frías que le sirven tanto para ejercer cierta presión en puntos determinados como para masajear zonas concretas
Cada una de las piedras tiene su función: las piedras calientes (50 grados centígrados) favorecen el riego sanguíneo y sirven para relajan la musculatura, y las frías (8 grados centígrados) sirven para combatir el dolor y la inflamación y para tonificar los músculos y tejidos. Y cada zona del cuerpo tiene una serie de piedras que se adaptan mejor a la hora de dar el masaje, según su forma, el material del que están hechas, etc.


Las más frecuentes suelen ser las rocas ígneas o volcánicas (que guardan muy bien el calor) y las metamórficas.


Este tipo de masajes, además de ser totalmente relajantes, tienen una serie de beneficios como:

·        Combatir la fatiga.
·        Mejorar la inflamación muscular.
·        Activar la circulación sanguínea.
·       Disminuir el insomnio o el dolor crónico, etc. 
·      Está, por tanto, indicado para personas con estrés, ansiedad, insomnio, dolores musculares y de espalda, problemas de circulación, artrosis, etc.

Para realizarlo, además de las piedras, se suele utilizar aceite para masajes que facilita el deslizamiento de las piedras por la piel. Suele durar una hora aproximadamente, aunque para hacerlo más relajante es conveniente quedarse algún tiempo más recostado. Y al acabar es conveniente beber algo para reponer los líquidos y las sales minerales perdidas por el sudor.

Un masaje totalmente recomendado.



La Percepción de los Sentidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada